Insomnio cronicoDesde el punto de vista didáctico, nos podemos aferrar a la primera clasificación establecida y es la que divide al insomnio en primario o secundario. El insomnio primario se refiere a aquel que se presenta en un paciente sin alteraciones médicas, psiquiátricas o neurológicas que expliquen la aparición del mismo. La característica fundamental de este tipo de insomnio es la de un estado de despertar exagerado, un hiperdespertar, con una serie de manifestaciones neurovegetativas que apoyan esta condición. Es decir, existe una característica del paciente no del todo bien definida que hace que el individuo se encuentre constantemente en alerta, provocando adicionalmente una serie de síntomas producto de la deuda de sueño, que hacen que este perdure en el tiempo. Es por esto que este tipo de insomnio suele ser en su mayoría crónico y requiere un abordaje múltiple desde el punto de vista terapéutico. Por otro lado, aquel que puede ser desencadenado por condiciones medicas psiquiátricas y neurológicas, así como por elementos intrínsecos y extrínsecos suele denominarse insomnio secundario, y aunque el 50% de estos se cronifica, afortunadamente la mitad restante suele ser agudo y transitorio, cuando las condiciones del paciente así lo permiten. El abordaje de este último requiere la colaboración no solo del neurólogo y del psiquiatra, sino del médico internista, psicólogo, reumatólogo, y todo aquel profesional que pueda ayudar a solventar el problema que está trayendo como consecuencia el insomnio.

Si usted considera que padece de insomnio, y que este se ha hecho crónico, consulte a su médico. Si ya ha acudido a varios especialistas, probablemente necesita una asesoría mas específica, acuda entonces a un especialista en sueño. Recuerde que este representa nada menos que un tercio de nuestras vidas

Dr. Claudio César Cárdenas

ccardenas@durmiendomejor.com