Al principio no sabes que te pasa… Tienes mucho sueño, te sientes cansada, y luego comienzas a sentir nauseas, vómitos y te recuerdas que tienes un retraso. Vas corriendo y te haces una prueba de embarazo y sientes que el corazón se te sale del pecho cuando ves el resultado. ¡Estas embarazada! El mismo día que te enteras de la noticia y se lo cuentas a todo el mundo te cuesta dormir, y pasan varios días y te es difícil conciliar el sueño, pero luego nuevamente comienzas a sentir esa somnolencia inmensa que tenías al principio.

Aunque cada mujer es distinta y existen diferencias individuales, en el primer trimestre del embarazo la mayoría de ellas sienten somnolencia diurna excesiva, bastante fatiga y despertares nocturnos frecuentes. La somnolencia es principalmente causada por el aumento en la hormona progesterona, la cual potencia su ascenso después de la decima semana de gestación.

Adicionalmente aumenta la temperatura corporal lo que favorece el cansancio y el musculo liso pasa a ser inhibido, lo que genera un aumento del número de veces que se visita el baño para vaciar la vejiga.

La progesterona determina el sueño en el primer trimestreLas nauseas matutinas y vespertinas, también producto de la elevación de la progesterona y prolactina, generan una sensación de malestar que hace que la mujer este constantemente cansada, lo que convierte al primer trimestre en uno de los más difíciles de sobrellevar.

En las investigaciones realizadas en mujeres en estado de gravidez, los estudios de sueño demuestran una disminución del sueño de ondas lentas, o sueño delta, cuya principal función es la de descansar al cuerpo, lo que hace que en las mañanas sea un poco dificil pararse de la cama.

¿Como se puede mejorar el sueño en el primer trimestre del embarazo?

  • Retira algunas actividades de la agenda, aligera las obligaciones, para que de esta forma aumentes un poco más el tiempo en cama durante la noche.
  • Evita consumir abundantes líquidos en horas de la tarde y de la noche, para que el sueño no se vea tan interrumpido por la necesidad de orinar.
  • Procura dormir una pequeña siesta después del almuerzo o a media tarde,  de esta forma recuperas un poco de energía para concluir la jornada laboral
  • Evita trasnocharte o acostarte tarde, durante el primer trimestre del embarazo, el sacrificar tu sueño afectará severamente tu desempeño laboral y social
  • Recupera el sueño durante el fin de semana. Haz una pequeña siesta a media mañana y otra a media tarde, para que rindas más de lunes a viernes.
  • Refresca un poco tu ambiente de sueño. Usa ventiladores o aire acondicionado para profundizar más tu sueño y así este será mas reparador.

No te desesperes, en el segundo trimestre el sueño mejora, y te sentirás un poco más enérgica. Si la somnolencia durante el día es excesiva a pesar de las recomendaciones antes descritas, considera consultar a un especialista. En el embarazo también pueden emerger trastornos del sueño que previamente estaban enmascarados, como apnea del sueño (sobretodo en mujeres con sobrepeso), sindrome de movimiento periódico de piernas u otra condición médica que afecte el sueño.

Por cierto… ¡Felicidades!

Dr. Claudio César Cárdenas

www.durmiendomejor.com

Fuente: Kryger M, Roth T, Dement W. Principles and Practice of Sleep Medicine. Elsevier Saunders. Fourth Edition.