El primero fue dificil. Primero insomnio, luego somnolencia. Te costaba rendir en el trabajo, pretendías hacer todas las actividades que antes realizabas, pero las hormonas te daban mucho sueño. Ya ese periodo pasó, y ahora viene una etapa mucho más dócil, en cuanto a dormir se refiere. 

La gran mayoría de las mujeres reportan que este es el trimestre en el que se sienten con mayor energía. Principalmente porque no es tan dificil dormir, no tienen tantos despertares en la noche y se sienten más descansadas durante el día.

Cuando la embarazada comienza a introducirse en el segundo trimestre de gestación, la progesterona sigue subiendo, pero a una velocidad mucho menor que en el primero. El feto en crecimiento se moviliza un poco y se aleja de la vejiga, por lo que el útero no se ve tan comprimido y disminuye la urgencia de orinar, predominantemente en las noches.

La mayoría de los parámetro objetivos (los estudios de sueño), y los subjetivos (síntomas de las pacientes) mejoran durante esta fase del embarazo, pero un 30% de las mujeres comienzan a presentar un ronquido que antes no estaba. Esto ocurre principalmente por congestión en la nariz, principalmente provocada por el efecto de los estrógenos en el tejido circulatorio. Esto es un parámetro de cuidado, ya que algunos estudios han establecido que las mujeres que roncan durante el embarazo, tienen un riesgo aumentado de preeclampsia (hipertensión inducida por el embarazo) y sindrome de apnea obstructiva del sueño.

De igual forma, es en este trimestre cuando la embarazada corre el mayor riesgo de aumentar intensamente de peso, generando aun más ronquido y aumentando el riesgo de trastornos respiratorios durante el sueño.

Dormirás mejor en el segundo trimestre. ¿Qué puedes hacer para que esto se mantenga y lo aproveches al máximo?

  • No abuses de la energia adicional que tienes en las mañanas, recuerda que igualmente estás embarazada y te puedes agotar con mayor facilidad. No te excedas.
  • Aprovecha estos días de buen sueño para recobrar fortaleza y descansar.
  • Evita la falsa aseveración de comer por dos. Este trimestre es crucial para mantener tu peso durante el resto de tu embarazo. Aumentar demasiados kilos afectara la calidad de tu sueño y te pondra en riesgo a ti y al bebé.
  • Dile a tu pareja que te advierta de los ronquidos. Preguntale si son leves, de vez en cuando, o si son intensos y todas las noches.  Una mejor respiración al dormir te aleja de problemas médicos en el embarazo y post-parto.

¡La barriga cada vez esta más grande! Disfruta tu embarazo, será la experiencia más grande de tu vida.

Recuerda que la vivirás más intensamente a medida que duermas mejor.

¡Nos vemos en el tercer trimestre!

Dr. Claudio César Cárdenas

www.durmiendomejor.com

Fuente: Kryger M, Roth T, Dement W. Principles and Practice of Sleep Medicine. Elsevier Saunders. Fourth Edition.