La TCC para el insomnio puede ser una buena opción de tratamiento si le preocupa mucho volverse dependiente de los medicamentos, si los mismos no han sido efectivos o le causan efectos secundarios insoportables.

La Terapia Cognitivo Conductual (TCC) para el insomnio es un programa estructurado que ayuda a identificar pensamientos que causan o empeoran los problemas del dormir y remplazarlos por hábitos que promueven un sueño sano. Es la psicoterapia con mayor evidencia científica de efectividad, especialmente en insomnio crónico.

Existen algunas medicaciones aprobadas para su uso a largo plazo en insomnio; sin embargo, a diferencia de las pastillas, la TCC trata las causas subyacentes al insomnio, más que simplemente suprimir los síntomas.

La TCC para el insomnio puede ser una buena opción de tratamiento si le preocupa mucho volverse dependiente de los medicamentos, si los mismos no han sido efectivos o le causan efectos secundarios insoportables.

En algunos casos, la combinación de ambos es el abordaje más efectivo, ya que la TCC permite alcanzar un sueño reparador con dosis de medicamentos más bajas.

¿Cómo funciona?

La parte cognitiva de la TCC para el insomnio nos enseña a reconocer y cambiar las creencias que afectan nuestra capacidad de dormir. La parte conductual nos ayuda a desarrollar buenos hábitos de sueño y a evitar comportamientos que  nos impiden dormir bien.

La TCC incluye sesiones regulares con el terapeuta, quien luego de evaluarle, le pedirá que complete un diario del sueño y trabajará con usted para cambiar la forma en que duerme.

La TCC contiene uno o más de los siguientes elementos:

  • Educación en sueño: Para hacer cambios efectivos, es importante entender los aspectos básicos del sueño y cómo las creencias, comportamientos y factores externos los afectan
  • Control Cognitivo: Le ayudará a controlar los pensamientos negativos y preocupaciones que lo mantienen despierto (¡esa pensadera de noche!)
  • Restricción de sueño: Limitar el tiempo que se pasa en la cama puede hacerlo más propenso a dormirse y permanecer dormido una vez que se acueste a dormir
  • Control de estímulos e Higiene del sueño: Estas técnicas ayudan a eliminar factores externos que influencian al cerebro  y lo condicionan a permanecer despierto
  • Entrenamiento en relajación: Este métodos ayuda a calmar el cuerpo y la mente a través de la relajación muscular progresiva

¿Quiénes se benefician de esta terapia?

La Terapia Cognitivo Conductual beneficia a casi cualquier persona con problemas de sueño. Puede ayudar a adultos mayores que hayan estado tomando pastillas para dormir por años, personas con problemas físicos como dolor crónico que afecta su sueño, y aquellos con insomnio psicofisiológico.

Una vez adquiridos, los efectos de la TCC tienden a perdurar en el tiempo. No hay evidencia de que tenga ningún efecto secundario indeseable

La TCC requiere práctica constante, y mientras más se domine, más sólidos y duraderos serán los resultados.

Dra. Aura Carolina Macías Arismendi

macias.arismendi@gmail.com

http://durmiendomejor.com/servicios/