Martes, 17 de abril 2012 (HealthDay News). Las madres con depresión podrían tener ciertos comportamientos que perturben el sueño de sus infantes, según un estudio reciente.

Investigadores de la Universidad de Pensilvania realizaron visitas a los hogares de 45 madres y sus bebes en edades comprendidas entre 1 mes y 2 años,  durante 7 días consecutivos, para recolectar información sobre síntomas de depresión entre las madres, y la calidad de sueño de los infantes.

Los investigadores notaron una mayor cantidad de trastornos del sueño en los niños cuyas madres tenían mayor índice de síntomas de depresión y más preocupaciones sobre el sueño de su hijo. Posteriormente investigaron si los síntomas maternos de depresión podrían hacer que estas se comportaran de una forma que afectara el sueño de los bebes, o si los despertares nocturnos de los infantes llevaban a la madre a profundizar su depresión, esto debido a la falta de sueño.

Los investigadores encontraron que el comportamiento depresivo de las madres interfería con el sueño del infante. Por ejemplo, madres con mayor cuantía de síntomas de depresión y preocupaciones, solían alzar y despertar a sus bebes que se encontraban durmiendo con más frecuencia.

Las madres que se sienten deprimidas podrían buscar confort emocional acudiendo a sus hijos durante la noche, explican los investigadores. Las madres que se preocupan intensamente sobre el bienestar de sus infantes, podrían responder ante cualquier sonido que genere el infante en la noche, trasladándolo a sus camas con la finalidad de aplacar las preocupaciones de que su hijo este hambriento, sediento o confortable.

El autor principal del Trabajo, Douglas Teti, profesor de desarrollo humano, psicología y pediatría afirma que estos hallazgos podrían “ayudarnos a entender mejor que factores influencian el sueño de los niños en sus casas”.

“Los problemas de sueño frecuentemente se establecen en la niñez temprana, y pueden tener varios efectos negativos en varios aspectos del desarrollo, incluyendo el funcionamiento conductual, emocional y académico,” manifestó Teti.

Para más información:

The American Academy of Pediatrics. –  babies and sleep.

Traducido por:

Dr. Claudio César Cárdenas

ccardenas@durmiendomejor.com