Fumar no solo afecta el sueño de quien fuma, sino de todos aquellos que lo rodean. Cada día mas y mas estudios evidencian y hacen tangible lo que muchos clínicos han sospechado en su práctica diaria por muchos años, el que cohabita con un fumador, sufre los daños del humo del cigarrillo, entre ellos, una peor calidad de sueño.

PAREJA: No es un secreto que los fumadores afectan la salud de los no fumadores. Las parejas están particularmente en riesgo. Los fumadores son propensos a la tos y dificultades para respirar y esto no solo los despierta a ellos mismos, sino también a sus compañeros de cama. Fumar en el dormitorio afecta a la calidad del aire y aumenta el riesgo de eventos negativos. La preocupación por la salud de la pareja puede llevar a la ansiedad. La ansiedad es una de las principales causas de insomnio a nivel mundial.

HIJOS: los bebés, son más sensibles a los efectos tóxicos. Las enfermedades causadas por el tabaquismo pasivo en los niños puede deberse a su exposición antes y/o después de su nacimiento. Un estudio reveló que dormir con padres fumadores triplica el nivel de nicotina en sangre en el bebé.  Los recién nacidos que duermen con sus padres sufren lo que se conoce como humo de tercera mano. Las partículas tóxicas del tabaco se impregnan en la ropa, en la piel y en el pelo de los padres y transmiten sus efectos nocivos contagiando al bebé. El tabaquismo de los padres está asociado a un mayor riesgo de infecciones, de enfermedades respiratorias como el asma e hipertensión, así como de elevar la presencia de agentes cancerígenos en los niños. También eleva considerablemente el riesgo de muerte súbita del lactante.

Se realizó un estudio dirigido por Kimberly Yolton, del Hospital Pediátrico de Cincinnati, en los Estados Unidos. Concluyeron que el tabaco no sólo agrava los síntomas respiratorios a los pacientes pediátricos con asma, sino que también les genera dificultades para dormir, sobre todo a los menores que son fumadores pasivos. Además, otros estudios afirman que el ronquido es más frecuente entre los niños expuestos al humo del cigarrillo, esto es debido a inflamación de la vía aérea superior. Existe una asociación entre la exposición al humo del tabaco en niños, antes y después del nacimiento, con apnea obstructiva del sueño.

Por tu salud y la de los tuyos… Deja de fumar.

Dra. Aura Maldonado Guaje

aura.maldonado@gmail.com