Esta es una pregunta cuya respuesta mucha gente cree que conoce, y sin chistar exclama: “¡8 horas!”, y aunque no es del todo falso, esta es una cantidad que se aplica solamente a los adultos jóvenes, y no necesariamente a la mayoría. La duración del sueño es una característica completamente individual, y se ajusta según múltiples variables; la edad, la genética, el ambiente, la exposición a la luz solar, entre otras. ¿Cuantas horas debemos dormir? La respuesta más acertada es: las horas que se necesiten para sentirse bien durante el día.

A continuación les mostramos lo que los estudios poblacionales nos han enseñado. Esto no es una “regla” que debemos cumplir, solo demuestra la cantidad de horas que duermen la mayoría de los individuos según la edad.

Sueño en niñosHasta los 3 meses de edad, el sueño no está relacionado al ciclo día/noche. Es por esto que las horas en un lactante de esta edad, pueden ser muy variables, y es difícil cuantificarlas.

Entre los 3 y 6 meses de edad, el lactante suele dormir 14 a 15 horas, de las cuales 4 suelen estar repartidas en dos a 3 siestas, matutinas y  vespertinas.

A los 6 meses, el tiempo total de sueño en un día es de 14 horas, de las cuales 2 horas se encuentran repartidas en 2 siestas durante el día

A 1 año de edad, el lactante duerme un promedio de 11 horas y media en la noche, y una siesta de 2 horas durante el día

A la edad de 5 años, el niño requiere 11 horas de sueño nocturno, a los 9 años 10 horas, a los 14 años, 9 horas. La siesta suele ser abandonada por la mayoría de los infantes a la edad de 4 años, sin embargo, si por razones familiares y culturales, el niño sigue durmiendo la siesta, no hay ninguna razón para impedírsela.

Posterior a los 15 años, y hasta los 18 o 21, los adolescentes suelen dormir entre 8 horas y media y 9 horas y media, aunque este tiempo muchas veces varía segun las actividades escolares y las vacaciones, en donde el tiempo suele ser un poco mayor.

Sueño en el adultoEl adulto joven, hasta los 50 años, suele dormir entre 6 horas y media y 7 horas y media, requiriendo en ocasiones una siesta de 20 a 30 minutos durante la tarde.

Ya despues de los 50 años y hasta los 75, la mayoría de las personas duerme de 5 a 6 horas, cambiando el patrón en la adultez mayor, donde el sueño monofásico (1 vez al día) o bifásico (sueño largo en la noche y siesta corta en el día) pasa a ser polifásico (más de 2 veces al día). Es por esto que el adulto mayor de edades superiores a los 75 años, suele dormir no más de 5 a 6 horas en la noche y realizar 2 siestas de 20 a 30 minutos, una en la mañana y otra en la tarde.

Como se mencionó previamente, esto no es una REGLA a ser cumplida. Esto habla de la duración predominante en los individuos en ciertas edades, pero existen muchas variables que se pueden encontrar dentro de la normalidad. Entre estas tenemos 2 de las principales:

Durmiente corto (del ingles Short Sleeper): Es aquella persona que duerme menos que la mayoría de las personas de su misma edad, no necesitando más para sentirse bien.

Durmiente largo (del inglés Long Sleeper): Es aquel individuo que duerme más que la mayoría de las personas de su misma edad, sintiéndose poco satisfecho durante el día, si no duerme las horas que él necesita.

Es importante conocer tu sueño, e identificar cuantas horas necesitas para sentirte bien.

¿Cuantas horas necesitas tu? Te invitamos a averiguarlo.

Dr. Claudio César Cárdenas

ccardenas@durmiendomejor.com

Fuente: Culebras A. Clinical Handbook of Sleep Disorders. Butterworth-Heinemann.