Pocos momentos generan más angustia a los padres que el inicio de clases. El niño viene de unas largas vacaciones, las cuales pudo haber cumplido en casa o fuera de ella, muchas disparidades en horarios y hábitos. 

Tu sigues trabajando (porque a ti no te dieron vacaciones) y haces maromas para poderte ocupar del niño. Planes vacacionales, Casa de la Abuela, de la tía, de tu hermana, o se reparten los niños con amigos y vecinos, una semana tú, una semana yo. En estos días el niño o la niña juegan a cualquier hora, comen a cualquier hora, y también, duermen a cualquier hora. No es fácil disciplinarlos, la abuela decide una cosa, la tía otra cosa, y todos concluyen la discusión muchas veces con la aseveración: “¡Pero si está de vacaciones!”. Si, es verdad, esta de vacaciones…. ¿y cuando comiencen las clases?

- Domingo antes del lunes de inicio de clases. Sala de tu casa. 9:30 PM. -

  • Mamá: Vamos cariño, ve a la cama, es hora de dormir.
  • Hijo(a): ¡Pero mamaaaaaa,  si no tengo sueñooooooo!
  • Mamá: Yo se cielo, pero tienes clase mañana y tenemos que levantarnos temprano, si no mañana no te podrás despertar.
  • Papá: Vamos, anda, obedece a tu madre. A dormir
  • Hijo(a): Bueno, pero me lees un cuento.
  • Mamá: OK., esta bien

- 10:20 PM -

  • Mamá: Y vivieron felices por siempre, FIN. Vamos, a dormir
  • Hijo(a): Mamá. ¿Me traes agua?
  • Mamá: OK. Toma aqui está.
  • Hijo(a): Mamá. Tu sabes ¿Sofía?. ¿Mi amiguita? Bueno, ella tiene un peluche así como el mio, pero el de ella habla cuando le aprietas la barriga, y el mio no.
  • Mamá: Que chevere mi amor
  • Hijo(a): Pero mamá, ¿tu no crees que si yo le pido uno al niño Jesús, me lo traiga?
  • Mamá: Claro que si corazón. Pero falta mucho para navidad
  • Hijo(a): ¿Cuanto falta para navidad?

- 10:45 PM -

  • Mamá: No corazón. Un mes no tiene 7 días, un mes tiene 30 días. La semana tiene 7 días
  • Hijo(a): ¿Y cuantas semanas tiene un mes?

- 11:00PM -

  • Mamá: Ok, ya, a dormir
  • Hijo(a): Voy a hacer pipí mama
  • Mamá: Bueno, apúrese, que mañana tienes que ir al colegio. Tenemos que pararnos temprano.
  • Hijo(a): Listo.
  • Mamá: Ok Corazón, que Dios te Bendiga. Ahora a dormir
  • Hijo(a): Buenas noches mamá
  • Mamá: ¡Uff! Listo… (sale de la habitación)
  • Hijo(a): Mamáaaaaaa, ¿me traes agua?

mom-reading-chapter-book-with-daughterCuantas veces no te has visto envuelta en esta conversación. El niño hace de todo para no dormir, y tu haces de todo para que duerma, pero es complicado, su reloj biológico esta completamente desajustado. A la mañana siguiente es casi imposible despertarlo, lo vistes medio dormido, se cepilla medio dormido y come medio dormido. Lo llevas a la escuela dormido en el carro, y lo despiertas al llegar al colegio.

¿Que impacto tiene esto en el aprendizaje del niño? La experiencia popular dice que los niños deben dormir bien, para aprender mejor, y esto cientificamente se ha demostrado. Un articulo de Fallone y col. publicado en la revista Sleep en el año 2005 (1) hace la revisión de un trabajo realizado en Providence Rhode Island, con 74 niños, que fueron evaluados académica y cognitivamente durante algunas semanas, unas de ellas durmiendo las horas recomendadas y otras durmiendo menos de los estipulado, y logro determinar que la escasa oportunidad de dormir afecta significativamente el desempeño escolar de los mas pequeños, y a su vez favorecen los trastorno de atención, haciendo que esta sea variable y poco efectiva.

¿Cuanto debería dormir un niño en edad escolar?

Depende de la edad, pero en promedio, desde los 6 hasta los 9 años, se recomienda que sean unas 10 horas. Esto es lo que se considera “el tiempo óptimo”, minutos mas, minutos menos, pero debería ser lo saludable que un niño debe dormir.

Muchos padres se preocupan de que deben despertar a sus hijos muy temprano en la mañana, y que siempre están dormidos al momento de llevarlos al colegio, y en consideración se han formado algunos grupos que solicitan que las horas de clase inicien más tarde, pero no existe evidencia científica de que el levantarse temprano afecte el desempeño escolar, el principal problema es la privación de sueño, la disminución y reducción del mismo por problemas para que el niño inicie sueño.

Si el niño debe ser despertado a las 6:00 AM, ya el debería, a las 7:30 PM estar preparándose para dormir, de modo que el sueño comience más tardar a las 8:00 PM. A edades inferiores, el tiempo debería aumentarse 30 a 60 minutos.

Parece complicado, pero a través de rutinas constantes, esto es posible. Si todas las tardes y noches se repiten las mismas actividades, condicionaras el sueño de tu hijo a que siempre le de sueño a la misma hora.

Durante las vacaciones y los fines de semana, se puede ser un poco menos estricto, pero tampoco es bueno dejarlos despiertos hasta tan tarde y privarlos de sueño. Si se acuestan un poco más tarde, deben levantarse solos, cuando su cuota de sueño sea cubierta.

¡Feliz Inicio de Clases!

 

Dr. Claudio César Cárdenas

durmiendomejor@gmail.com

Fuente: (1) Fallone G, Acebo C.  Experimental Restriction of Sleep Opportunity in Children: Effects on Teacher Ratings. Sleep. 2005;28(12): 1561-1567